Abogados para acoso laboral

¿Percibe que sus compañeros y/o jefes le menosprecian?, ¿De repente se encuentra constantemente con obstáculos para desempeñar su trabajo?, ¿Recientemente ha solicitado una reducción de jornada por guarda legal o maternidad y le están discriminando por dicha petición?, ¿Sufre gritos, amenazas, malas formas o vejaciones?, ¿Se encuentra notas anónimas en su mesa con burlas hacia su persona?, ¿Su jefe cuestiona su trabajo de forma constante y le hace sentir un inútil?, ¿Le excluyen de las reuniones en su puesto de trabajo?, ¿Le han reducido su cartera de clientes y ello, afecta a su retribución variable?

Si se siente identificado con alguna de estas situaciones, podría estar sufriendo mobbing o acoso laboral y a consecuencia de ello, que su salud se vea seriamente perjudicada.

En el ámbito laboral,  el acoso moral o mobbing es definido en las relaciones del trabajo como comportamientos de hostigamiento prolongado y con violencia psicológica hacia un trabajador y que conducen a su aislamiento social en el ámbito laboral.

Así, las relaciones del trabajo no son ajenas a la violencia laboral, tanto física como psicológica. En este contexto,  la violencia en el trabajo se considera como toda acción, incidente o comportamiento que se aleje de lo razonable y aceptable, mediante el cual una persona es agredida, amenazada, humillada o lesionada por otra en  su puesto de trabajo.

Podemos considerar, de forma sintetizada, tres modalidades de acoso laboral y ello, en función de la intencionalidad del acosador:

  • Acoso moral: proceso mediante el cual un empleado es objeto por parte de sus superiores o compañeros de, entre otras,  una serie de actos y situaciones denigrantes, humillantes u ofensivas, las cuales vulneran su integridad moral y consiguen su desmoronamiento psicológico.
  • Acoso sexual: proceso mediante el cual un empleado es objeto por sus superiores o compañeros  de una serie de actos y situaciones de contenido sexual, de diferente naturaleza y alcance, las cuales pretenden generar un entorno en el trabajo  denigrante, humillante u ofensivo,  atentando contra la  integridad moral y la libertad sexual del afectado.
  • Acoso discriminatorio: proceso mediante el cual un empleado es objeto por sus superiores o compañeros  de una serie de actos y situaciones vinculados a algunas de las causas de discriminación. 

Si se siente identificado con alguno o varios de los siguientes hechos, es posible que se encuentre ante un caso de mobbing laboral:

  • Recibe reprimendas en público.
  • Ha sido objeto de un bulo o rumor.
  • Sus compañeros comienzan a distanciarse de usted (incluso su círculo más cercano).
  • Recibe sistemáticamente miradas hostiles.
  • Sus tareas laborales pasan a ser mínimas o excesivas (sufriendo una gran carga de trabajo que atenta contra su salud).
  • Le cuestionan cualquier iniciativa y no le reconocen ninguna habilidad o competencia.
  • Se maximiza cualquier error cometido.
  • Se le niega su derecho de expresión y le interrumpen constantemente al hablar.

En la mayoría de los casos el ejercicio del mobbing tiene una finalidad muy concreta: anular totalmente la autoestima del trabajador (mediante diversos mecanismos) y ello, para motivar su baja voluntaria o conseguir que éste abandone su puesto de trabajo renunciando a cualquier indemnización económica.

En nuestro despacho contamos con extraordinarios Abogados Laboralistas expertos en Acoso Laboral en Madrid que le asesorarán con rigor y eficacia sobre su caso.

¿Cualquier actuación desagradable se considera acoso laboral?

No, se debe diferenciar una conducta de verdadera hostilidad, vejación y persecución sistemática de una conducta empresarial de mera exigencia. Es decir, hay que distinguir el hostigamiento psicológico de las simples facultades empresariales de dirección. Por ejemplo, no es acoso una conducta aparentemente arbitraria del empleador que  solo pretende aprovechar al máximo la mano de obra.

El acoso es siempre un proceso y ante ello, exige una reiteración de la conducta acosadora  o una persistencia de las consecuencias que proyecta sobre el acosado, consiguiendo  la degradación de la integridad moral de la víctima.

En este contexto ni, todo conflicto en el trabajo  implica la existencia de acoso laboral ni, la ausencia de conflicto implica la inexistencia del acoso laboral. Es decir, un Letrado especialista en mobbing debe analizar todas las circunstancias que confluyen y determinar la existencia o inexistencia del acoso laboral.

Sin embargo, el hecho de que determinadas conductas no puedan ser calificadas como acoso moral, no implica que sean conductas jurídicamente irrelevantes.

¿Qué derechos se ven afectados por un acoso laboral?

Teniendo en cuenta que estamos ante situaciones que tienen por objeto la creación de un entorno intimidatorio, humillante, hostil, degradante y ofensivo para el afectado, los derechos que se ven afectados son  la dignidad personal y profesional (art. 10 CE) y la integridad moral (art. 15 CE). En algunas situaciones de acoso también se pueden vulnerar otros derechos fundamentales como la igualdad y la no discriminación (art.14 CE) y el honor, la intimidad e imagen ( art. 18.1 CE).

¿Por qué contratar Abogados especialistas en acoso laboral?

El motivo principal para contratar a un abogado experto en acoso en el trabajo, es que generalmente la persona que padece este tipo de situaciones se encuentra en un estado emocional debilitado que le impide defender sus derechos de forma autónoma y eficaz. Ante un acoso en el puesto de trabajo, la víctima se suele sentir incapaz de afrontar la situación, se siente perdida, con miedo a perder su trabajo y con temor a posibles represalias empresariales.

Para afrontar con éxito y de forma inmediata esta situación adversa del trabajador, es preciso recurrir a profesionales especialistas que le ayuden a solucionar su conflicto laboral. El abogado experto en mobbing debe analizar, entre otros:

  • Si existe un verdadero acoso.
  • Las pruebas que se pueden utilizar para verificar tal situación.
  • Si se cumplen los requisitos que exige la jurisprudencia para el ejercicio de las correspondientes acciones.
  • Si la empresa tiene conocimiento de tal situación y ha consentido la misma.
  • Si la víctima ha comunicado los hechos de forma fehaciente al empresario y las acciones empresariales que se hayan adoptado.
  • Si ha existido un protocolo por acoso ajustado a Derecho, no mermando el derecho de defensa de la víctima.
  • Si se han vulnerado los derechos fundamentales del acosado.
  • Si se ha vulnerado la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y la posible responsabilidad empresarial.
  • Las Políticas internas de la empresa relacionadas con el acoso laboral.

Una vez estudiadas todas las circunstancias el Letrado especialista determinará qué acción es la más conveniente para la víctima y ello, sin perder de vista que la premisa es “la salvaguarda y protección de la salud del acosado”. Algunas de tales acciones pueden ser:

  • Comunicar a la empresa la existencia del acoso laboral y ello, para que active el correspondiente Protocolo de acoso laboral y salvaguarde la salud y los derechos del afectado.
  • Ante la  vulneración de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales por parte de la empresa, se puede demandar a ésta por los correspondientes incumplimientos empresariales y ello, mediante el art. 50 del ET (precepto que permite la extinción del contrato por voluntad del trabajador y ello, por causas imputables al empresario y que otorga al trabajador la facultad de obtener una indemnización equivalente a la fijada para el despido improcedente).
  • La acción de tutela de los derechos fundamentales de la víctima y la solicitud de una indemnización por daños y perjuicios.

¿Cómo prevenir el acoso laboral en la estructura empresarial?

Las políticas preventivas en la empresa a la hora de diseñar la protección jurídica frente al acoso laboral son fundamentales para evitar dañar la salud de los empleados y para frenar los comportamientos tóxicos en la estructura empresarial. En la actualidad, existe una gran conciencia sobre la intolerable violencia inherente al mobbing y los consecuentes efectos.

En este sentido, es vital que las empresas articulen los correspondientes mecanismos de protección frente al acoso laboral implementando un riguroso Protocolo de Acoso Laboral para afrontar cualquier situación que puede comprometer la integridad y el bienestar de los empleados.

Dicho Protocolo debe incluir, entre otros:

  • Políticas Claras que prohíban cualquier forma de acoso laboral.
  • Un Canal de Denuncias Confidencial para que los empleados puedan comunicar cualquier situación de acoso de forma segura.
  • Una investigación rigurosa en el supuesto de recibir una denuncia, realizando investigaciones objetivas y adoptando las medidas apropiadas.
  • Acciones disciplinarias, para el caso de que el acoso sea confirmado.
  • El Apoyo a las víctimas.

¿Qué efecto suele provocar el acoso laboral en la victima?

Los daños derivados del acoso para la víctima pueden ser mentales (depresión o ansiedad) o físicos de carácter psicosomático. Ante ello, la víctima suele terminar con una situación de baja médica  (la cual puede derivar en situaciones de incapacidad permanente y ello, ante la naturaleza irreversible de las dolencias padecidas).

abogados para acoso laboral

Abogados especialistas en acoso laboral

Generalmente, la persona que padece este tipo de situación se encuentra en un estado emocional debilitado que le impide defender sus derechos de forma autónoma.

Para subsanar, de forma inmediata esta situación adversa al trabajador, es preciso recurrir a un servicio jurídico que le permita solucionar su conflicto laboral.

Sin embargo, todas las situaciones desagradables que se puedan producir en un puesto de trabajo no son calificables de acoso laboral.

¿Accidente de trabajo o enfermedad común?

El acoso laboral suele afectar a la víctima, generando a ésta una situación de baja médica. Lo habitual es que el correspondiente servicio médico tramite dicha baja como una incapacidad temporal y no como un accidente de trabajo. Así, las Mutuas se suelen oponer a la tramitación de la baja médica como accidente de trabajo alegando que la baja del trabajador obedece a una patología derivada de enfermedad común.

El artículo 115.1 de la Ley General de la Seguridad Social define el accidente de trabajo como: “toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecuta por cuenta ajena”. Es decir, los requisitos que configuran el accidente de trabajo son:

  • La lesión.
  • El trabajo por cuenta ajena.
  • La relación existente entre la lesión y el trabajo.

Normalmente, el trabajador tendrá que acudir a un procedimiento judicial para el reconocimiento de dicha baja como accidente laboral, demostrando el nexo de casualidad existente entre la lesión y el trabajo. El resultado del procedimiento judicial va a depender en gran medida del dictamen de un especialista. A título de ejemplo, si el psiquiatra del trabajador demandante hace constar en su Informe de forma tajante que el trabajador ha sido objeto de un “mobbing” que ha motivado una reacción mixta ansiedad-depresión, habrá bastantes posibilidades de que el trabajador vea estimadas sus pretensiones en la correspondiente Sentencia.

¿Qué hacer ante el acoso laboral?

¿Te enfrentas a situaciones de acoso laboral y no sabes cómo proceder? ¡No estás solo/a!

Es muy habitual que la victima crea que su problema laboral desaparecerá con el paso del tiempo. Sin embargo, retrasar o no hacer frente a  la situación de acoso, facilitará el camino para que el acosador alcance sus objetivos.

Por ello, se debe acudir en la mayor brevedad  a un profesional especializado en temas de acoso laboral en Madrid y ello, en aras a poder evitar los perniciosos efectos de una situación de acoso laboral.

En  García de la Santa Abogados comprendemos lo difícil que puede ser lidiar con estas situaciones y estamos aquí para ayudarle,  le asesoramos con la máxima confidencialidad, discreción, objetividad y rigor sobre la situación de su caso de acoso laboral.

Ante todo, somos honrados y objetivos a la hora de valorar si su caso se puede considerar un acoso laboral. En caso afirmativo, estudiamos en profundidad y le proponemos las alternativas legales que están a su alcance para finalizar esta situación. Por supuesto, la consulta es gratuita.

Defienda sus intereses con un abogado laboralista especializado en la materia y acostumbrado a tratar con este tipo de transgresiones de los derechos individuales en el ámbito laboral.

Solicite cita previa gratuita en el teléfono 91 143 29 71 o rellene los datos del siguiente formulario y en el plazo de un día nos pondremos en contacto con usted. No espere más, ¡le podemos ayudar!

Especialistas en Derecho Laboral

En nuestro despacho de Madrid contamos con abogados laboralistas con una amplia experiencia, entre otros, en:

Si usted se encuentra en una de estas situaciones o necesita asesoramiento sobre alguna de ellas, escríbanos a través del formulario y un abogado laboralista comunicará con usted.

Si lo prefiere o es urgente, puede contactarnos usted mismo en el teléfono 91 143 29 71. Por supuesto, la primera consulta es gratuita, por lo que el asesoramiento no tiene coste alguno para usted.

SUBIR
Abrir chat
García de la Santa Abogados
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Call Now Button